No me jodas, La concha de tu Madre