Todo se parece a su dueño