Mexico la inventa (en los estadios de futbol) y los Nipones la reinventan